MONUMENTO AL CARNAVAL: ICARO


Se trata de la escultura que la ciudad dedica a su mayor fiesta, el Carnaval, un ícaro obra del escultor Mariano González Beltrán.  
 Un acontecimiento tan importante para los aguileños, como es el Carnaval, merecía tener un monumento que reconociera el sentimiento que toda una ciudad siente hacia una de sus señas de identidad. El ícaro alado en bronce cuenta con dos metros y medio de altura y tiene una envergadura de más de cuatro metros. La escultura se sitúa sobre una base curva de cuatro metros que preside el paseo portuario y deja a sus espaldas las instalaciones pesqueras.
El modelo que sirvió para realizar la escultura, fue el torero murciano Pepín Liria.
Fue inaugurado el 13 de Noviembre del año 2006. 

 

Imágenes